Inicio Comenzar un negocio 3 Estrategias Para Cuidar la Imagen de Tu Marca

3 Estrategias Para Cuidar la Imagen de Tu Marca

1114
0

En esta publicación voy a compartir contigo tres cosas que he aprendido después de unos años como emprendedora y profesional sobre la marca personal.

Como emprendedores, start-ups, pequeños o grandes negocios, todos necesitamos tener una imagen de marca online y offline que sea positiva, profesional, coherente, fuerte, carismática y que transmita nuestros valores como empresa.

¿Has reflexionado ya sobre tu marca?  Si no lo has hecho, ahora es el momento. Dedícale un rato un domingo por la tarde, prepárate una taza de café y coge una hoja en blanco.

Piensa en qué quieres transmitir, cuál es tu cliente ideal y cómo puedes llegar a él y generarle confianza. Qué tono vas a usar: ¿vas a ser cercano, o muy serio? ¿Cómo te dirigirás a tu cliente? ¿Qué tiene que transmitir tu logo? ¿Qué colores vas a usar?

Por experiencia propia, sé que dar todos estos pasos es arduo y pesado, consume mucho tiempo y energía del pequeño emprendedor que además de hacer todo esto, tiene que hacer el trabajo por el que le pagan.

Pero también déjame decirte que si no le dedicas un poco de tiempo, acabarás con cuatro tarjetas de visita con diferente diseño, tres logos diseñados con Paint y muy poca muestra de profesionalidad. Me ha pasado.

A continuación te propongo que empieces por tres pilares que yo considero que son fundamentales:

  1. Mima tu logo. Es lo primero que verán de ti.

Como te decía, tras un tiempo en mi aventura como autónoma y unos cuantos logos cutres, decidí que ya era hora de ponerme manos a la obra y empezar a crear una imagen que transmitiera cómo soy y lo que hago, traducir, enseñar inglés, corregir, redactar…

Como yo era incapaz de crear nada que fuera bueno, contacté con una diseñadora profesional. Nos reunimos, le conté qué hacía y cuáles eran mis valores de marca y mis prioridades a la hora de crear un logotipo.

Piensa en tu historia y cómo puede encajar tu logo en ella. Si quieres descubrir la historia detrás de mi logo, visita mi blog aquí.

  1. Tu web es tu ventana al mundo. Si no la cuidas, tu trabajo se resentirá.

Como profesional, al principio de mi carrera independiente, no había desarrollado mi marca personal más allá de un correo de Gmail con mi nombre y la palabra “traducciones” después de un punto. Como puedes imaginar, mis correos iban más a la carpeta de spam que a manos de quien me interesaba que los leyera.

Mi recomendación básica es: cómprate un dominio que venga con correo electrónico, para que tus correos siempre lleven el nombre de tu negocio detrás de la arroba. Echa un vistazo a Webempresa, donde tengo alojado actualmente mi dominio, seguro que encuentras un plan interesante.

En lo que llevo como profesional autónoma, he tenido cuatro páginas web. La primera la creé yo, pasando mil horas delante de la plantilla de WordPress, volviéndome loca con los plug-ins y todos los intríngulis que un programador tiene por la mano, pero una traductora no.

Si quieres crecer en tu negocio, tendrás que invertir un poco en este sentido, a menos que seas un crack en el diseño web.

La segunda y la tercera fueron experiencias que contraté con profesionales, pero no fue hasta la web que tengo actualmente, que he alcanzado mi objetivo: tener una web clara, limpia e intuitiva, que transmite la imagen de mi marca y que en un momento sabes quién soy, qué hago y cómo puedes contactarme.

Como consejo para ti, emprendedor, profesional o incluso para cualquier empresa, te diría que inviertas en tu web. Que lo barato sale caro. Que tu web es tu escaparate, y además, trabaja incluso cuando tú no trabajas. 24 horas al día. Imagínate si vale la pena invertir en ella.

  1. Déjate ayudar por profesionales

Al invertir en un negocio propio, inviertes en ti mismo, porque tus probabilidades de éxito con una marca cuidada y profesional serán siempre mucho mejores que si no la tienes.

Mi máxima es: zapatero a tus zapatos. Si tú programas bien webs, haz webs. Si tu vendes buena ropa, haz ropa. Pero si tú sabes vender fruta pero no sabes hacer webs, no hagas webs. Cada uno a lo suyo. Que para eso está el mercado lleno de profesionales.

En resumen, si de verdad quieres que tu proyecto funcione, cuídalo. No sigas con la misma web con la que empezaste, deshazte de ese logo cutre que te hiciste porque no demuestra profesionalidad.

Si no inviertes en tu marca y tu trabajo, sobrevivirás, pero no tendrás éxito. Irás aguantando, pero no serás el referente de tus clientes. ¡Muchos ánimos y muchos éxitos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.