Inicio Comenzar un negocio ¿Cómo limitar la responsabilidad empresarial?

¿Cómo limitar la responsabilidad empresarial?

550
0
Responsabilidad Empresarial Limitada

La responsabilidad empresarial es uno de los conceptos que más preocupan al momento de la creación de una empresa.

De forma sencilla se puede definir la responsabilidad en el contexto empresarial como el compromiso de las partes a ser responsables frente a las deudas u obligaciones que se desprendan de la misma.

Responsabilidad Empresarial

Así pues, dependiendo de la naturaleza y estructura del ente empresarial se obtendrá un tipo u otro de responsabilidad empresarial.

De hecho, en muchas ocasiones se selecciona el tipo de empresa por el tipo de responsabilidad que posea.

Por tanto, estamos hablando de un contexto de suma importancia, que describe el modo en que los miembros de una sociedad han de saldar sus cuentas, en el caso de deudas o problemas similares.

Dentro del concepto de responsabilidad nos encontramos con dos términos bien diferenciados: limitada e ilimitada.

De aquí parte todo el ámbito relacionado con la limitación de responsabilidad

Responsabilidad Limitada

La responsabilidad limitada es el estado por el cual, mediante la responsabilidad, se crea una protección a las partes interesadas de una empresa frente a las posibles deudas u obligaciones.

En cualquier sociedad con responsabilidad limitada los socios contribuyen con bienes o capital, que pasa a ser el patrimonio empresarial.

Este patrimonio estará sujeto a ser utilizado para las obligaciones de la empresa.

No se responderá con el patrimonio o bienes personales, siendo una de las alternativas más utilizadas como limitación de responsabilidad.

La responsabilidad de cada socio (llamados accionistas) se limita a su parte de la inversión aportada en la sociedad.

Responsabilidad Ilimitada

En el caso de la responsabilidad ilimitada los propietarios o partes de una empresa responden hasta con su patrimonio con el fin de saldar las deudas u obligaciones.

Limitación de Responsabilidad: La sociedad Limitada (SL)

La Sociedad Limitada es el tipo de sociedad mercantil más utilizada en el tejido empresarial, sobre todo se ha extendido para los pequeños autónomos o negocios.

Sus poco complejas características y grandes ventajas las sitúan como una de las opciones más demandadas.

Entre otras características, podemos destacar:

  • Permite un mínimo número de socios de 1, en este caso se pasan a denominar sociedad limitada unipersonal.
  • Responsabilidad solidaria (obligación conjunta frente a la deuda) y limitada al capital aportado.
  • División del capital social en particiones. Capital social mínimo de 3.000€.
  • Impuesto de sociedades es fijo a partir de cierto nivel.

Según expertos en el sector, esta limitación de responsabilidad que aposta la Sociedad Limitada puede verse muy mermada si acudimos al banco para financiar la constitución de la misma.

De todos modos, sigue siendo una de las formas más seguras de gestionar la limitación de la responsabilidad.

*Quizás también te sea útil el siguiente artículo

¿Qué es el Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL)?

Con la aparición de la nueva Ley de Emprendedores aparece el concepto de Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL).

Cuando se habla de Emprendedor de Responsabilidad Limitada se refiere a la persona física que posee responsabilidad limitada asociada a unas condiciones para ejercer su labor o actividad profesional.

En otras palabras, se trata de una figura de carácter mercantil que aporta cierta responsabilidad limitada. Una nueva opción para gestiona la limitación de responsabilidad en l actividad laboral.

Veamos algunas características del Emprendedor de Responsabilidad Limitada:

  • El emprendedor responde con su patrimonio frente a deudas u obligaciones, exceptuando la vivienda (sujeto a una serie de condiciones).
  • La aportación de capital equivale a la voluntad del empresario.
  • No se crea persona jurídica distinta al empresario.
  • Necesita inscripción en el Registro Mercantil.

Es necesario aclarar y tener en cuenta que la responsabilidad de la actividad pueda afectar al cónyuge. La inscripción en el Registro Mercantil es una fórmula para negar la responsabilidad del cónyuge.

La responsabilidad en las figuras empresariales o jurídicas puede ser una pieza clave en el momento de la creación de las mismas.

Se ofrecen diferentes alternativas y todas ellas han de estudiarse con sumo cuidado, sabiendo en todo momento hasta dónde llega la obligación responsable de las partes.

Sociedad Limitada (SL), Sociedad Anónima (SA), cooperativa o incluso autónomo poseen su propia responsabilidad y no debe dejarse a libre albedrío su elección, pues puede ser el factor determinante a la hora de finalizar la vida de una sociedad.

¿Has constituido tu empresa o a ti como emprendedor?

Ahora te toca a ti… ¿Qué tipo de responsabilidad empresarial has elegido?

Déjanos tus comentarios sobre que tipo de empresa has constituido y en que país te encuentras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.