Inicio Comenzar un negocio ¿Emprender solo o en sociedad?

¿Emprender solo o en sociedad?

3379
0
Compartir

Uno de los principales pensamientos que tenemos a la hora de emprender es si hacerlo solo o elegir un socio.

La sinergia entre dos habilidades que se complementan puede ser exitosa.  Sin embargo, también existen miles de historias de éxito de personas que iniciaron solas su empresa y muchas más que no sobrevivieron al “matrimonio” empresarial.

Compartir el capital, reforzar áreas en las que no eres tan experto, ideas que a ti no se te hubieran ocurrido y en todo caso fortalecer carencias formativas son algunas de las ventajas de abrir una empresa con alguien más.

La relación que vas a formar con esa persona debe ser sumamente sólida y clara desde un principio, ya que es la principal razón por la cual muchas empresas no rebasan sus primeros años.

La estadística dice también que es más común emprender en sociedad, según Noam Wasserman, autor del libro “The founder's Dilemmas”. El 84 % de los emprendedores buscan un socio para poder complementar sus debilidades, apoyo emocional y contactos que el otro no tiene.

Si emprendes solo:

Reconoce tus debilidades

Trabajar antes en tus debilidades que en tus fortalezas va a ser un punto muy importante en el inicio de tu proyecto, más si decidiste hacerlo solo, puesto que va esto va a fortalecerte aun más.  Dentro de tu plan de trabajo o proyecto inicial te darás cuenta cuáles son las áreas en las que necesitarás un poco de ayuda. Puedes aprender tú mismo o de otros.

Usa servicios de outsourcing

Excelente idea si tu negocio requiere de apoyo en diversas áreas con las cuales no tienes ninguna relación, como administrativos, un asesor financiero, proveedores. No dudes de acércate a expertos y de aprender.

Vuélvete un experto en autogestión

Ya que vas a manejarte como freelancer durante un tiempo, por lo menos en un inicio requerirás de una excelente autogestión y organizar de manera muy inteligente tus tiempos. Apóyate de toda herramienta que pueda organizarte, en la actualidad la tecnología nos brinda muchas opciones.

Cultiva las relaciones públicas

Va a ser la época en la que más tengas que relacionarte. Nunca sabes si en algún momento alguien quiera asociarte contigo o inyectar capital a tu empresa.

Si emprendes en sociedad

Busca a alguien con los mismos valores y visión

Es importante que la persona con la que te asociarás comparta tu visión. Aunque no al 100%, sí es necesario que tengan metas muy similares. No tiene que ser precisamente un amigo de años o alguien de tu familia -que es lo más común- pero sí date el tiempo de conocer a esa persona, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

Cultiva la comunicación

La comunicación en una sociedad lo es todo, casi tan relevante como en un matrimonio. Siempre existirán diferencias y esta herramienta será crucial para que tu empresa no sea parte de la gran estadística de rompimiento por diferencia de caracteres.

Planeen el trabajo

Desde mucho antes del día uno deben tener un plan de trabajo para tener una visión  de cómo lucirá el negocio,  así también podrás  probar varias ideas y descartarlas si no funcionan. Muchas veces se pueden guiar por corazonadas, pero los números son muy importantes.

Sean humildes

Dominen el ego. Las dos partes son capaces, pueden equivocarse y aprenderán durante el proceso de crecimiento de la empresa. Es importante que reconozcan que no lo saben todo y que siempre pueden seguir aprendiendo, apoyarse e ir juntos en los buenos y malos tiempos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí